domingo, septiembre 24, 2006

No hay peor payaso que el que carece de gracia


Desearía aprovechar la oportunidad que me brinda este blog para pedir disculpas al mundo entero, en nombre de buena parte de mi país, por haber aportado a la humanidad un individuo de la talla intelectual de José María Aznar. Quisiera, además, instar a todos aquellos que se sientan tentados a emitir un juicio de valor respecto a la sociedad española a partir del modelo sugerido por semejante individuo, tuvieran en consideración que antes de él mi país había proporcionado a la cultura universal figuras ilustres como Cervantes, Velázquez, Goya, Ramón y Cajal, Lorca y una larga lista de intelectuales de indiscutible prestigio internacional que debería compensar holgadamente el desprestigio ocasionado por un monigote esperpéntico y sin sustancia como el ex presidente español.

1 comentario:

manoli dijo...

Esta mañana he oído las últimas declaraciones de la patética caricatura humana esta de la que hablas. Lo único que ha aplacado mis ganas de vomitar ha sido el pensar que la gente que le rodea debe desear su fin tanto como nosotros, porque si no, no entiendo que nadie le asesore para que deje de hacer el ridículo y dejarnos a todos en ridículo. Me tengo que aferrar a este pensamiento y no a la posibilidad de que todos los que integran su partido sean tan gilipollas, carentes de sentido del humor y peor todavía, de un átomo de decencia humana.