miércoles, mayo 25, 2011

Entrevista imaginaria a Lars von Trier

-Buenas tardes.
-Buenas tardes.
-Las declaraciones en las que afirmaba que Hitler le caía simpático han causado escándalo, ¿me podría argumentar cuál es el motivo por el que despierta simpatías un tipo que, directa o indirectamente, es responsable del exterminio de tanta gente?
-En realidad fue una idiotez. Una boutade, ya sabe.
-No, no sé. Por eso le pregunto.
-Es que los genios tenemos tendencia desvariar.
-Ah, se considera usted un genio.
-Bueno, es evidente que no soy una persona corriente.
-Es evidente.
-Le remito a mi obra, sin ir más lejos.
-La verdad es que no he visto ninguna de sus películas.
-Qué me dice, ¿y eso? ¿a qué se debe el placer, entonces?
-¿Se refiere a la entrevista?
-Sí.
-¿Se refiere a por qué lo entrevisto si no he visto ninguna de sus películas?
-A eso mismo.
-Estoy escribiendo un libro sobre tontos.
-¿Sobre tontos?
-En efecto. Sobre tontos. Ya sabe, aquellas personas que tienen tendencia a decir y a hacer tonterías.
-Interesante.
-No lo sabe usted bien.
- ¿Y exactamente de qué va el libro?
-Pues en realidad es un glosa exhaustiva y metódica de los diferentes tontos que nos podemos encontrar en la vida.
-¿Qué me cuenta? ¿Hay diferentes tipos de tontos?
-Tantos como días tiene el año.
-Fantástico. ¿Y la conclusión del libro cuál es?
-Se pueden extraer varias conclusiones. La primera de ella es que el tonto no entiende de condición social ni intelectual.
-Es decir, que puede haber...
-...puede haber tontos en todos lados, efectivamente. En realidad nadie está a salvo de tener un tonto cerca.
-Curioso.
-Mucho. Pero el caso más apasionente es el del tonto que no sabe que lo es.
-Proceda con los detalles, por Dios.
-Procedo: se trata de personas tremendametne tontas, tremendamente idiotas que, en principio, parecen desconocer su condición de tontos y de idiotas, pero que si examinas con atención su trayectoria vital, detectas una enorme actividad intelectual y artística que inconscientemente tiene por objeto negar su condición de tontos.
-Es decir, que en el fondo saben que son tontos.
-Exacto. En el fondo, muy en el fondo, saben que son tontos, y la obra artística que producen para negarlo es tanto más heterodoxa cuanto más tonto son.
-Fascinante.
-Así es.
-Y dígame, ¿ese tipo de tontos llega alguna vez a darse cuenta de que son tontos?
-No suele ocurrir. El que nace tonto muere tonto. Y el que nace tonto sin saberlo, muere sin saberlo.
-Qué curioso.
-Ya le digo.

8 comentarios:

nee* dijo...

Muy irónico. Realmente sus declaraciones fueron vergonzosas, aunque, mirándolo bien, no me sorprende, siempre busca la provocación fácil y asquear al espectador a la que tiene la más mínima ocasión.
Como cineasta, sólo salvaría Dogville, la idea está bastante bien y las formas más de lo mismo, Kidman siempre cumple y da que pensar, sus otras obras... me guardo la opinión al respecto de las pocas que he visto xD.

Me ha gustado tu entrevista imaginaria!

Arcadio dijo...

Gracias.
Yo no puedo con estos tipos que se creen por encima del bien y del mal, que se atribuyen a sí mismos una genialidad tan desmesurada que les faculta para decir lo que quieran. Les falta humildad y les sobra estupidez.

manuela garcía sánchez dijo...

Y hay tantos y tantos y tantos...

Yolanda dijo...

Y tantos!
Me ha gustado mucho tu entrevista.

Nuria dijo...

¡Genial! Siempre que vengo por aquí me voy con muy buenas vibraciones (bueno, esta frase es tonta, pero no se me ocurre otra).

Arcadio dijo...

Gracias Nuria.
A mí no me parece, en absoluto, que la frase sea tonta. Si te vas con buenas vibraciones, ¿qué más puedo pedir? Si acaso que vuelvas de tanto en tanto.

xrisstinah dijo...

jjajjajajjajjjjaaaaaaaa
(es que no se me ocurría ningun comentario literario más inteligente)

Arcadio dijo...

Se acepta todo comentario que sea sincero.

Gracias