viernes, marzo 09, 2007

Se manifiestan

La extrema derecha del PP corrompe todo lo que cae en sus manos. También el derecho a manifestarse, pues lo ejerce bajo un lema embustero detrás de cual acecha un resentido espíritu de revancha por el 14-M. Me produce en todo caso satisfacción constatar cómo la ultra derecha española goza de las conquistas alcanzadas por la izquierda en lo que a libertades se refiere. Gracias a ella –a la izquierda– han conocido la sensación que se experimenta al manifestarse, después de pasarse cuarenta años impidiendo que no lo hiciera nadie y reprimiendo duramente a quien tuviera el valor de desoír esa prohibición. También, si así gustan (¡y vaya si gustan!) pueden divorciarse, y asimismo casarse si son gays, y todo ello gracias a la izquierda y después de oponerse con obcecación a las medidas de las que luego han echado mano casi con avaricia. Qué obscenos. Podrían, cuando menos, mostrar cierto agradecimiento o reconocer la deuda contraída con el progresismo español. Si por ellos fuese todavía continuaríamos en ese régimen putrefacto por el que tanta nostalgia sienten muchos de los que hoy se sientan en la cúpula de ultraderecha del PP. Los muy simples idolatran la figura pusilánime de Paquito, y no han tardado en sustituirla por la del hierático y mediocre Joselito, si bien éste asegura que es un hombre de profundas convicciones democráticas (permitidme un receso para manifestar mi hilaridad mediante onomatopeya: ja, ja, ja. Ya está, continuemos). Lo cierto es que tener a uno o a otro como ídolos me parece conformarse con bien poco, síntoma inequívoco de poseer escasa ambición intelectual. Pero cada cual es libre de escoger el espejo en que mirarse. En cualquier caso que se manifiesten, que lo hagan una y mil veces, cada día si así lo desean. No por ser la ultraderecha carecen de ese privilegio. Ahí radica la grandeza.

7 comentarios:

Gregorio Verdugo dijo...

Como sigan así, cualquier día nos proponen hacer la revoulción social y saldrán a la calle a construir barricadas, de derecha por supuesto.
http://www.enunblog.com/Aguirre

Ignasi dijo...

Yo estoy por un lado aburrido, ya que este tema me resulta ya cansino, y por otro lado absolutamente horrorizado, ya que asisto impotente a un rebrote salvaje de la ultraderecha más radical de este país. Realmente preocupante el talante anti-democrático del PP, pretendiendo llevar a cabo un golpe de estado civil, creando un clima de "ficticia crispación".
Mucho cuidado porque estamos jugando con fuego con un tema tan delicado como la convivencia.

Manoli dijo...

A ver si hay elecciones otra vez. Por que hasta entonces este pais es ingobernable. Espero que el día de las elecciones todos hagamos una salida masiva a las urnas y se acallen las voces de quienes no ven a este gobierno con legitimidad.

Manoli

Caelio dijo...

A mi me da verguenza ajena que la derecha utilice los sentimientos y símbolos comunes para convocar a la gente a una manifa.

Yo no fui a la manifa, por tanto entro en el club de los antipatriotas, insensatos, traidores y no se que más. Mi patria no me acoge, cambio de patria. Ahora soy patriota de mis amigos, mis hijos, mi mujer y mi familia. El nombre de España, tanto utilizarlo por cualquier excusa, ha perdido valor, como el lazo azul, la bandera, el himno o la calle.

Arcadio dijo...

Te entiendo perfectamente. Pero creo que no de los objetivos de la derecha es desencantar a los votantes para que, por hartazgo, desistamos de toda relación con política. No debemos en todo caso dejar de votar, algo que también persiguen.

berlinontheclouds dijo...

Espero como tú Manoli, que la cita en las urnas sea masiva y que por un momento se vea un poco de sentido común en este país. Me atrevería a pronosticar que será entonces cuándo la derecha no se coma una rosca. Están practicando un proceder descarado y la obviedad ha quemado a la gente, lo veo por todas partes, se respira tensión, intolerancia y un sinfín de sentimientos detestables. Espero de todo corazón que esto acabe DE UNA VEZ POR TODAS.

Berlin

Romaní de Mata dijo...

manifestacions del pp : manipulació i demagògia

divendres, 9 de març de 2007 | 09:42h

Els partits majoritaris, auto anomenats democràtics, utilitzen la democràcia per imposar els seus criteris, la seva voluntat, i d'alguna manera legitimen la crispació i atien la violència al ser inflexibles; prohibint per llei l'expressió democràtica, dels individus i dels pobles ilegalitzant partits polítics. Això és manipulació.

I és demagògia quan s'utilitzen les víctimes d'atemptats per fins partidistes.

A Espanya obtenir 10 milions de votants vol dir que encara hi ha pensament franquista, antidemocràtic i que s'utilitza el sistema per a fins partidistes.

Cap partit majoritari no té voluntat de diàleg.

No hi hauria presoners polítics si hi hagués verdadera democràcia. Quan un poble ha de resistir per les armes és que alguna cosa s'ha fet malament. Que no s'han contemplat les aspiracions legítimes de les minories.

Però, el pensament majoritari s'imposa; la unificació, i el maquillen amb el nom d'igualtat. L'autèntica igualtat comporta llibertat , i vol dir el que representa.