viernes, junio 02, 2006

Clases de ética


Parece ser que el preclaro Bush ha reflexionado (qué extraña sensación me produce escribir el verbo reflexionar junto semejante individuo, ¿seré el primero que lo ha hecho?) y ha decidido que, ante las tropelias o travesuras veniales que perpetran en Irak sus bravos soldados, se les imparta a todos ellos clases de moral y ética a fin de rebajar la furia desatada con la que se desenvuelven los traviesos marines por entre las calles arenosas y desoladas de ese país desmoronado. Bueno, como se suele decir: nunca es tarde si la dicha es buena. Sólo pido una cosa: líbrenos la bendita diosa de la fortuna de que sea el propio Bush quien las imparta.

2 comentarios:

Juana Gallo dijo...

Mi país... tan lejos de Dios y tan cerca de gringolandia, he olvidado quien lo dijo... pero, qué desgracia!!!

Anónimo dijo...

I say briefly: Best! Useful information. Good job guys.
»