jueves, noviembre 10, 2005

Discusión inútil

Si hay una controversia imposible de dirimir entre dos personas es la que se refiere a la creencia o no en la existencia de Dios. No hay esfuerzo más inútil ni conclusión más previsible que un creyente y un ateo tratando de convencerse el uno al otro de lo equivocado de sus respectivas ideas. Ambos sostendrán sus credos y certezas y expondrán sus argumentos con similar vehemencia y durante el tiempo que sea necesario sin que ninguno modifique en lo más mínimo su posición, no en vano han transcurrido más de dos mil años desde que se iniciara el litigio y no sólo no se ha encontrado una solución sino que cada vez parece más improbable hacerlo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Super color scheme, I like it! Keep up the good work. Thanks for sharing this wonderful site with us.
»