jueves, octubre 06, 2011

Mosquito tigre

Los mosquitos tigres se han cebado hoy conmigo, así que he decidido dedicarles una entrada.




DOS FORMAS DE ENFRENTARSE AL PROBLEMA DE LOS MOSQUITOS TIGRE. ELEGID LA QUE MÁS OS GUSTE




1. CONCILIADORA
Estimado sr. Mosquito tigre, me congratula y enorgullece su predisposición natural a pasear por mi piel y alimentarse de mi sangre. Entiendo que existen una atración sexual hacia mí, y me siento halagado por ello, pero debe entender que intentar seducirme mediante picotazos no son maneras de iniciar una relación seria y prolongada, y , además, se reducen considerablemente las opciones de que yo sienta alguna vez por usted algo parecido a lo que usted siente por mí. Le rogaría que en el futuro se abstenga de establecer conmigo relaciones de ese cariz, pues son notablemente molestas.

2. HOSTIL
Mosquito tigre, vaya por delante que me cago en tu puta madre más de cien veces. No, mejor doscientas veces, y de paso en tus putos muertos, cabrón de los cojones. Espero que te estampes contra la luna del coche de Fernando Alonso, mariconazo sin escrúpulos. En lugar de chupar la sangre a traición a gente de buena fe podrías chuparle el nabo al hijo de puta de tu padre, si es que sabes quién es, mierdoso, que eres un mierdoso.

1 comentario:

Virginia dijo...

Tengo en las piernas algunas cicatrices que me dejaron de recuerdo un verano, a pesar de haberme rociado de pies a cabeza con un repelente que hacía honor a su nombre.
Conclusión: Para mí solo existe una forma de enfrentarse a ellos y claramente es la HOSTIL. Grrr...