sábado, marzo 08, 2008



A un día de un plebiscito de suma importancia bueno es recordar, para quien tienda a la desmemoria, que estos cuatro años de legislatura que ahora concluyen han significado la consolidación de una derecha caciquil y ultramontana, conducida por la ira y un resentimiento manifiesto a causa de la sorpresiva y muy merecida pérdida del poder en las elecciones anteriores. Un poder, vale decir, que ellos, los del PP, consideran les pertenece por alguna suerte de derecho divino y cualquier intento por arrebatárselo, aunque sea mediante unas elecciones democráticas, como sucedió el 14-M, será contemplado con el ceño fruncido y la animadversión silente de quien se guarda para sí el derecho de ejercer cumplida venganza.

El escritor César Mallorquí enumera en su web diez razones por las que votar mañana contra el PP. Yo las suscribo de principio a fin.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

"Un poder, vale decir, que ellos, los del PP, consideran les pertenece por alguna suerte de derecho divino..."

"Un poder, vale decir, que ellos, los del PSOE, consideran les pertenece por alguna suerte de derecho divino..."

mmm, pues me suena igual!

Arcadio dijo...

Todos desean alcanzar el poder. La diferencia reside en qué están dispuestos a hacer para alcanzarlo. Y en ese sentido, la falta de escrúpulo mostrada por el PP ha sido manifiesta durante esta legislatura.

manoli dijo...

Como dicen en inglés: la venganza es un plato que sabe mejor si se sirve frío...Hoy, de forma tranquila, sin calentones, sin prisa pero sin pausa, me vengo yo con mi papeleta de 4 años de escuchar los más increíbles horrores por boca de los dinosaurios del PP. Igual que lo deben estar haciendo las muchas mujeres que están siendo llamadas a declarar en comisarias por haber abortado en algún momento de sus vidas. ¿En que año estamos, me lo puede recordad alguien??

Manoli